Son niños y niñas que oscilan entre los 10 y 15 años, y no hace acepción de personas por su condición social, color o religión. Se reúnen una vez por semana con el fin de desarrollar talentos, habilidades, percepciones y el gusto por la naturaleza.