marcha de aventurero y conquistadore en cusco

Los Aventureros son niños, entre 6 y 9 años,que desarrollan en forma armoniosa las facultades físicas, mentales, espirituales y sociales, dentro de un programa integral adaptado a sus respectivas edades, patrocinado y dirigido

por la Iglesia Adventista del Séptimo Día

El Club de Aventureros es una organización mundial con ideales bien definidos, que contribuyen a desarrolar en sus miembros un carácter noble y una buena ciudadanía. Sustentando sus principios en el amor a Dios sobre todas las cosas y el amor a su prójimo. El respeto, la lealtad, la cortesís, la obediencia y el patriotismo, llegan a ser parte de su personalidad, en un principio los aventureros eran parte del Club de Conquistadores, pero en vista de los intereses y necesidades especiales y distintas del grupo de niños de esta edad, se vio en la necesidad de formar un club diferente.

La Iglesia Adventista del Séptimo Día, conciente de su labor, y en cumplimiento de las Sagradas Escrituras, que nos mandan a "instruir al niño en su camino..." proporciona a través del Club de Aventureros, oportunidad para que los niños disfruten de verdadera felicidad y vivan más y mejor.

Filosofía del Club de Aventureros

El programa de aventureros fue creado para asistir a los padres en sus importantes responsabilidades como maestros y evangelizadores.
El programa de propone reforzar las relaciones entre padres / hijos y aumentar el desarrollo del niño en las áreas físico, mental, espiritual y social.aventurera De esta manera la iglesia, hogar y escuela pueden trabajar juntos con los padres para desarrollar un niño maduro y feliz.
El mayor recurso de la Iglesia son los niños; por lo tanto, es importante que como iglesia cumplamos el compromiso de proveer un programa para nuestros niños durante sus primeros años. Queremos que se establezcan hábitos, pensamientos, motivos, disposiciones y actitudes correctas. El sabio escribió: “Instruye al niño en su carrera, aun cuando fuere viejo no se apartará de ella.” Prov. 22: 6. Esto es más que un decir es una formula científica.

Declaración de la Misión del ministerio del club de Aventureros.

El programa de Aventureros de la División Interamericana sirve a una comunidad intercultural de niños de los grados 1-4 años y los padres o personas son los responsables de su cuidado a través de un ministerio completo.
El propósito del programa es de apoyar a los padres y personas responsables de su cuidado en la conducción y fortalecimiento de los niños en una relación creciente y de gozo y amor con Jesús
Ofrece una enseñanza instructiva, enriquecimiento familiar, recursos suplementarios y entrenamiento de voluntarios dentro de la filosofía Adventista del Séptimo Día.
El programa de Aventureros debería trabajar para cumplir con el cometido evangélico (Mateo 28: 18-20) y depende del apoyo de una congregación sólida en la misión y habilitada por el espíritu Santo.

¿Para que tener un Programa de Aventureros?

El programa de aventureros es diseñado para apoyar a los padres al asistir con los niños con la desafiante tarea de desarrollarlos completamente como seguidores de Cristo en el mundo de hoy.

¿Qué beneficio trae completar el programa de estudio de Aventureros?

    Los niños, en su propio nivel entregarán sus corazones y vidas a Jesucristo.
    Los niños obtendrán una actitud positiva hacia los beneficios, alegrías y responsabilidades de vivir una vida Cristiana.
    Los niños adquirirán los hábitos, las habilidades y el conocimiento necesarios para vivir para Jesús ahora.Los padres y otros a cargo de los niños tendrán más confianza y serán más efectivos como colaboradores con Cristo por sus niños.

Objetivos

El club de Aventureros provee diversión y actividades creativas para los niños.

    Para desarrollar un carácter como el de Cristo.
    Para experimentar el gozo y satisfacción de hacer las cosas bien.
    Para expresar su amor por Jesús en forma natural.
    Para Aprender una buena actitud deportiva y aumentar sus habilidades, para llevarse bien con otros.
    Para que descubran sus habilidades dadas por Dios y sepan como usarlas para el beneficio propio y para ayudar a los demás.
    Para hacer crecer su entendimiento de que es lo que hace una familia fuerte.